Remedios y consejos para el síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual (SPM), suele aparecer entre una y dos semanas antes de que llegue la menstruación, y está relacionado con una serie de síntomas tanto físicos como emocionales provocados por el fuerte cambio hormonal que sucede durante esta etapa. En algunos casos los síntomas son de tal magnitud que pueden llegar a interferir en la vida de la mujer de los padece.

Síntomas más frecuentes del SPM

Los síntomas asociados al síndrome premenstrual pueden diferir mucho de una mujer a otra. No todas las mujeres los viven con la misma intensidad ni padecen todos los que se han relacionado con esta molestia. Sin embargo podemos establecer como síntomas más frecuentes los siguientes:

  • Irritabilidad
  • Tristeza
  • Apatía
  • Ansiedad que provoca ganas continuas de comer
  • Distensión abdominal
  • Aparición de acné
  • Inflamación y dolor en la parte de los senos
  • Dolor en las articulaciones
  • Cefaleas
  • Cansancio
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Problemas de memoria y concentración

Afortunadamente existen algunas formas de disminuir e incluso evitar estos molestos síntomas mediante la puesta en práctica de algunos remedios caseros muy efectivos. Veamos cuáles son.

Píldora anticonceptiva

A pesar de no ser un remedio natural, es importante resaltar como las pastillas anticonceptivas afectan en el ciclo menstrual de la mujer. No hay que olvidar que la aparición de los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual vienen originados por los cambios hormonales que la mujer sufre durante esta etapa. En este sentido, la píldora anticonceptiva actúa regulando estos ciclos de forma óptima, evitando que los síntomas se acrecienten.

Por esta razón, y ante la crudeza con la que muchas mujeres viven la llegada del síndrome premenstrual, muchos médicos aconsejan la toma de pastillas anticonceptivas con el fin de evitar esta revolución hormonal.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que no todas las pastillas anticonceptivas contienen la misma cantidad y tipo de hormonas, por lo que es necesario consultar con profesional médico para elegir el tipo de pastilla más adecuado.

Ingesta de infusiones

Las plantas cuentan con interesantes beneficios medicinales que pueden resultar muy útiles para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

Manzanilla

La manzanilla es conocida, entre otras múltiples propiedades por ser muy eficaz a la hora de calmar y desinflamar. Además ayuda a aliviar la tensión y la irritabilidad, previene la retención de líquidos, así como el dolor de cabeza propio del síndrome premenstrual.

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es otra de las hierbas que no debes olvidar incluir en tu dieta durante los días en los que aparece el síndrome premenstrual. La razón se debe a sus capacidad para evitar los cambios de humor y los estados depresivos propios de esta etapa.

Hinojo

La infusión de hinojo es muy efectiva para aliviar especialmente los cólicos que también pueden aparecer durante el síndrome premenstrual, pues actúa manteniendo los niveles de las hormonas femeninas. Además resulta muy útil para eliminar líquidos disminuyendo así la hinchazón.

Alimentos ricos en vitamina B6

La vitamina B6 se encuentra presente, de forma natural, en una gran cantidad de alimentos y resulta de vital importancia para ayudar a equilibrar las proteínas que intervienen en muchos procesos químicos en el organismo.

Entre todas sus virtudes, la vitamina B6 es excelente para tratar los problemas relacionados con el síndrome premenstrual, por ello conviene incluirla en la dieta diaria a través de algunos alimentos como por ejemplo:

  • Hígado
  • Pescado azul
  • Pistachos
  • Arroz integral
  • Salvado de trigo
  • Ajo crudo
  • Semillas de girasol
  • Lomo de cerdo
  • Melaza
  • Avellanas

Magnesio

El magnesio es un mineral muy apreciado por sus múltiples propiedades, entre la que se encuentra el combatir los molestos síntomas del síndrome premenstrual. Esto se debe a su capacidad para equilibrar las hormonas en este periodo tan importante en el que se produce un fuerte cambio en los valores de progesterona y estrógenos.

El magnesio se puede tomar en forma de suplementos ya preparados, o bien a través de la ingesta diaria de alimentos ricos en este mineral. Podemos destacar especialmente los siguientes:

  • Soja
  • Arroz integral
  • Levadura de cerveza
  • Almendras
  • Nueces
  • Avellanas
  • Pipas de girasol
  • Pipas de calabaza
  • Anacardos
  • Piñones
  • Castañas

Tomar aceite de onagra

El aceite de onagra se caracteriza especialmente por contener una buena fuente de ácidos grasos esenciales, destacando especialmente: ácido linoleico ácido  gamma-linolénico.

En concreto, es la carencia del ácido gamma-linolénico, una de las razones por las que los síntomas del síndrome premenstrual pueden verse intensificados. Este ácido actúa  regulando la producción de postaglandinas relacionadas con los procesos inflamatorios, de modo que reduce los síntomas de forma muy significativa. Esta mejora es especialmente notable en los casos de retención de líquidos e hinchazón abdominal.

El aceite de onagra puede encontrarse en forma de grageas o perlas ingeribles.

Practicar yoga

El yoga es una práctica muy saludable para mejorar el bienestar tanto físico como mental pues su práctica produce un efecto muy beneficioso que incide en el buen funcionamiento de los órganos del cuerpo humano. En este caso, el yoga actúa mejorando y fortaleciendo el tejido del útero, a la vez que equilibrando el sistema hormonal de la mujer, con el fin de que no se produzcan desequilibrios que afecten de forma negativa en la salud.

En lo que se refiere al ámbito emocional, la práctica del yoga hace que la mente se despeje, lo cual nos provoca una actitud más relajada y positiva.

Las posturas invertidas (aquellas en las que se invierte la acción de la gravedad en el cuerpo) son más aconsejables durante esta etapa, aunque deben de evitarse durante la menstruación y en el caso de no haber practicado antes este tipo de ejercicios de yoga. Lo más aconsejable es consultar con un experto quién dará la orientación adecuada para las mejores posturas de yoga en el caso de padecer síndrome premenstrual.

Hacer ejercicio

Como en muchos otros casos y dolencias, el ejercicio diario puede ser de gran ayuda paradisminuir los efectos del síndrome premenstrual.

Una de las razones por las que el ejercicio está indicado para esta causa, se debe a que al practicarlo se liberan endorfinas, unas sustancias químicas que ayudan a calmar el dolor y subir el ánimo.

Por otro lado, el ejercicio hace que la autoestima se eleve, y además aumentan las defensas, lo cual resulta de gran ayuda a la hora de hacer frente a los síntomas del síndrome premenstrual.

Los ejercicios recomendados para este periodo son especialmente los de tipo aeróbico como por ejemplo la natación, caminar rápido o montar en bicicleta estática. Lo ideal es practicar alguna de estas actividades al menos tres días a la semana un mínimo de 30 minutos.



Al igual que existen numerosos remedios que pueden ayudar a mejorar e incluso evitar los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual, existen ciertos alimentos que es mejor evitar. Cabe destacar especialmente: la sal, el alcohol, los alimentos ricos en grasas, las bebidas excitantes, así como los lácteos (estos últimos provocan un bloqueo en la absorción del magnesio).

Sabías qué...

Algunos estudios han determinado que el chocolate es uno de los alimentos más demandados por las mujeres durante el síndrome premenstrual.

¿Te ha sido de utilidad?
321 votos, promedio: 4,02 de 5321 votos, promedio: 4,02 de 5321 votos, promedio: 4,02 de 5321 votos, promedio: 4,02 de 5321 votos, promedio: 4,02 de 5 (321 votos, promedio: 4,02 de 5, valorado)
Cargando…