Menstruación: una guía más práctica y clara del ciclo

La menstruación es un proceso normal en la vida fértil de la mujer, que se corresponde con un sangrado mensual que se corresponde con lo que conocemos como sangrado menstrual el cual ocurre, por regla general, cada 28 días. La primera menstruación conocida con el nombre de menarquia, suele aparecer en un intervalo de edad que va desde los 9 hasta los 14 años.

No todas las menstruaciones son iguales, ni tienen la misma duración, pero si son necesarias para que la mujer goce de una buena salud.

Etapas del ciclo

Como hemos señalado anteriormente, la menstruación aparece cada 28 días (en algunas mujeres este ciclo puede ser más largo más corto) y dentro de este periodo de tiempo podemos diferenciar la siguientes etapas:

Sangrado

Durante los días que dura la menstruación, que suelen ser entre 3 y 7 días, la superficie del endometrio que se encuentra revistiendo las paredes internas del útero, se desprende transformándose en sangre, de modo que se desliza hasta salir por la vagina. Es lo que llamamos sangrado menstrual y el volumen puede variar de una mujer a otra aunque lo normal es eliminar entre 50 y 100 mililitros de sangre al mes.

Comienzo del ciclo

Al finalizar la menstruación comienza un nuevo ciclo en el que la glándula pituitaria envía la orden de segregar estrógeno y progesterona a los ovarios. Por un lado, los estrógenos contribuyen al engrosamiento del endometrio que se prepara para albergar a un embrión. La progesterona por su parte protege las paredes uterinas bien a la espera de que se produzca un embarazo o bien hasta el comienzo de una nueva menstruación.

Ovulación

A mitad del ciclo se produce lo que conocemos como ovulación. Nuevamente, la glándula pituitaria ordena que al cuerpo que segregue dos nuevas hormonas: la hormona foliculoestimulante para que los óvulos de se desarrollen, y la hormona luteinizante que provoca la liberación de uno o varios óvulos maduros.

Fin de la ovulación

Con el fin de la ovulación el óvulo maduro se trasladará por la trompa de Falopio en dirección al útero a la espera de ser fecundado por un espermatozoide. En el caso de que no haya fecundación o implantación, las paredes endometriales volverán a desprenderse iniciándose así una nueva menstruación.

Tipos de menstruación

  • Amenorrea primaria: Cuando la menarquía no aparece antes de los 16 años de edad. Casi siempre esto se ocasiona por adolescentes que practican deportes o son muy delgados, algo que impide a su cuerpo desarrollarse completamente para ser fecundado.
  • Amenorrea secundaria: Sucede cuando una mujer ha tenido la regla normalmente y deja de tenerla. Los deportes, la lactancia, el estrés o los cambios abruptos en el cuerpo pueden ser los causantes de este fenómeno, siendo el embarazo el caso más común, sin contar con la menopausia, que toda mujer sufrirá cuando llegue a la vejez.
  • Dismenorrea: Podrás identificar fácilmente este tipo ya que es de las más dolorosas y alguno de sus síntomas son los calambres abdominales, vómitos, mareos, dolores de cabeza o diarreas.
  • Dismenorrea primaria: Aparece habitualmente con la menarquía y normalmente disminuye con la edad, hasta desaparecer con la menopausia.
  • Dismenorrea secundaria: Suele aparecer en edad avanzada y es debido a algún problema físico, normalmente consecuencia de haber padecido alguna enfermedad, siendo la más común la endometriosis.

Causas de retrasos en la regla

El ciclo menstrual suele comenzar cada 28 días algún día más o menos, dependiendo de cada mujer. Sin embargo es posible que en ocasiones se produzcan retrasos menstruales por diferentes causas. Veamos cuáles son las causas más frecuentes de retrasos en la regla.

Embarazo

La causa más frecuente y la primera en la que toda mujer en la etapa fértil de su vida piensa cuando se produce un retraso menstrual, es en el embarazo. En el momento en el que produce un retraso significativo en la llegada de la menstruación, es necesario someterse a una prueba de embarazo con el fin de descartar o por otro lado verificar el estado de gestación.

Ingesta de medicamentos

Algunos medicamentos pueden ser causantes de retrasos en la menstruación e incluso de su desaparición durante un corto periodo de tiempo. Los medicamentos que cuentan con esta particularidad en su prospecto son:

  • Corticoides
  • Antidepresivos
  • Antipsicóticos
  • Inmunosupresores
  • Anti-hipertensivos
  • Otros tratamientos como por ejemplo la quimioterapia, también pueden afectar a la llegada de la menstruación

Enfermedades y trastornos

Ciertas enfermedades también pueden ser causantes de una ausencia temporal de la menstruación. Algunas de las más frecuentes pueden ser las siguientes.

Problemas de tiroides

Las mujeres que sufren de hipotiroidismo son propensas a sufrir amenorrea (ausencia de menstruación), dado que esta enfermedad influye directamente sobre la función ovárica.

El metabolismo de los estrógenos se encuentra alterado y por tanto las hormonas de la hipófisis no actúan de forma adecuada. Las alteraciones serán mayores cuanto más grave sea la enfermedad

Trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios son otra de las causas que puede dar lugar a la desaparición de la menstruación. Tanto los problemas graves de obesidad como las pérdidas bruscas de peso pueden conllevar fluctuaciones hormonales que provocan que los ovarios no funcionen de forma correcta y por tanto se produzca la ausencia de menstruación.

Ovarios poliquísticos

Los ovarios poliquísticos o Síndrome del ovario poliquístico es una enfermedad que produce alteraciones hormonales importantes. Los ovarios, en lugar de dejar crecer y madurar en el interior a los óvulos, desarrollan quistes en forma de bolsas llenas de líquido las cuales van aumentando de tamaño provocando que el ciclo no siga su curso normal y por tanto se produzca amenorrea.

Menopausia

La menopausia es la etapa que marca el final de la vida fértil de la mujer, y esta puede aparecer entre los 45 y los 55 años. Antes de que la menstruación desaparezca, la mujer experimentará ciertos síntomas que anuncian los primeros cambios, como por ejemplo cambios en el flujo o modificación en los días de duración normal de la regla. Una vez que la menopausia llega, los ovarios dejan de segregar progesterona y estrógenos y se da por finalizada la etapa fértil.

Causas del sangrado vaginal entre períodos

Otro de los problemas que pueden surgir, relacionados con la menstruación, es la presencia de sangrado vaginal entre períodos, lo que se conoce con el nombre de sangrado intermenstrual. Existen múltiples causas que pueden originar este sangrado, y en su mayoría, se deben a causas benignas. Sin embargo es indispensable consultar con un profesional médico con el fin de buscar cuál es el origen del problema para poder solucionarlo.

Las causas más frecuentes que pueden originar un sangrado intermenstrual son las siguientes:

  • Aparición de miomas uterinos
  • Lesiones vaginales (infecciones, pólipos, verrugas genitales, traumatismos…)
  • Cambios hormonales
  • Estrés
  • Aborto
  • Cáncer uterino
  • Suspensión de los anticonceptivos
  • Uso del DIU
  • Embarazo ectópico
  • Cervicitis (inflamación del cuello uterino)

¿Puedo tener relaciones sexuales con la regla?

Una de las grandes preguntas que muchas mujeres se hacen es si se pueden mantener relaciones sexuales durante la regla. La respuesta es sí, y además muchos estudios han demostrado que la mujer puede incluso experimentar un aumento del deseo sexual durante este período. Los beneficios del sexo pueden ayudar a aliviar los síntoma asociados al síndrome premenstrual por lo que en cualquier fase del ciclo, e incluso en los días durante los que aparece la menstruación, mantener relaciones sexuales resultará bueno, siempre y cuando se tomen las medidas de higiene adecuadas.

Sin embargo existen dos cuestiones que conviene aclarar respecto a esta pregunta:

  • Mantener relaciones sexuales durante el embarazo no protege en ningún caso acerca del contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS), por lo que es necesario utilizar un método de barrera para protegerse
  • Aunque las posibilidades son más bajas, mantener relaciones sexuales durante la menstruación, no reduce las posibilidades de quedarse embarazada, por lo que en ningún caso se debe de suprimir el uso de anticonceptivos

¿La menstruación engorda?

Una de las creencias que giran alrededor de la menstruación es la de que esta provoca que la mujer engorde. ¿Qué hay de cierto en esto? La respuesta es afirmativa, y en efecto la llegada de la menstruación provoca que la mujer pueda sufrir un aumento ligero de peso de entre 1 kilo hasta 3 o 4 kilos en algunas mujeres.

La razón se encuentra en los días previos a la llegada de la menstruación, un periodo que se conoce con el nombre de síndrome premenstrual, y cuyos síntomas incluyen la retención de líquidos. Esta retención desaparece una vez terminada la menstruación y la mujer recupera de nuevo su peso normal.

Existen algunas prácticas que pueden ayudarte a solventar este problema como por ejemplo:

  • Evitar el consumo de sal
  • Evitar las bebidas azucaradas y estimulantes como por ejemplo el café
  • Consumir pocas cantidades de hidratos de carbono
  • Hacer ejercicio, incidiendo especialmente en la zona en la que se produce mayor retención de líquidos, que son las piernas

Para muchas mujeres, la llegada de la menstruación puede convertirse en una verdadera enfermedad debido al dolor de los cólicos menstruales. Afortunadamente existen muchos métodos para combatirlos, y hoy día es posible pasar los días asociados al sangrado menstrual de una forma mucho menos dolorosa y molesta.

La menstruación no debe de impedir a la mujer llevar una vida normal, salir, hacer deporte o realizar actividades de ocio. Con los cuidados precisos y una higiene íntima adecuada, es posible llevar este periodo con absoluta normalidad.



Sabías qué...

Una mujer tendrá la regla alrededor de 38 años de media, lo que se traduce en más de 400 menstruaciones en toda la etapa fértil.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (372 votos, promedio: 3,97 de 5)
Cargando…