Síncope vasovagal o lipotimia: Causas, síntomas y tratamiento

El síncope vasovagal o neuromediado es un trastorno del sistema nervioso que implica una pérdida de consciencia y cuyos factores de salud pueden ser diversos. Hay varias categorías o tipos de síncopes: el vasovagal, el síncope por hipotensión ortostática, reflejo o cardiogénico, definiéndose según la causa (vascular, neurológica, metabólica, etc) que lo provoca.

Entre los diferentes tipos de desmayos, algunos de tipo maligno, el que por lejos es el más frecuente, es el síncope vasovagal o neuromediado, el cual afortunadamente no deja secuelas. El desvanecimiento puede producirse tanto en adultos como en niños, y puede ser especialmente frecuente en embarazadas y ancianos, más susceptibles de sufrir bajadas de tensión o pérdida de conciencia.

¿Qué es el síncope vasovagal?

El significado o definición más próxima al síncope vasovagal desde una perspectiva médica se define de la siguiente forma: se trata de un trastorno del sistema nervioso simpático o autónomo (la parte de nuestro sistema nervioso encargada de regular las funciones viscerales), el cual implica una pérdida momentánea de la conciencia debido a una reducción del ritmo cardíaco (bradicardia). Esto produce una merma en el flujo sanguíneo hacia el cerebro (hipotensión). En algunos casos provoca mareo o náuseas, y la persona afectada, en el mismo momento de desmayarse, puede sufrir una pérdida total del conocimiento y pérdidas de memoria repentinas a los pocos minutos de recuperarse. Además sufrir un evento de esta naturaleza, entraña otra serie de riesgos para la salud, como por ejemplo sufrir una caída, la cual puede ocasionar mucho dolor.

Cabe destacar que esta afección no mantiene ninguna diferencia con la lipotimia, por lo que ambos conceptos corresponden a la misma afección.

¿Cuáles son las causas del síncope vasovagal?

Las causas o fisiopatología que da lugar a la aparición de esta lipotimia, pueden ser tanto psicológicas como fisiológicas. Las principales situaciones de salud, que pueden inducir a desvanecimientos de este tipo son los siguientes:

  • Cuadros de estrés y de ansiedad.
  • Encierro y el agobio que conlleva (claustrofobia).
  • Estar mucho tiempo de pie. Esto provoca una baja de presión y por lo tanto llega menos oxígeno al cerebro. Ante esta situación las personas se desmayan.
  • Sudoración profusa.
  • Deshidratación.
  • Exceso de actividad física, especialmente en ambientes donde la temperatura es elevada.
  • Los cambios de actitud repentinos causan desmayos a pesar de que muchas personas no son conscientes de ello.
  • Reacción ante estímulos no deseados: pasa especialmente cuando una persona va o donar sangre o se somete a una inyección con agujas. Las emociones fuertes en general son otra de las razones o posibles causas que provocan un mareo instantáneo.
  • Aglomeración de personas.

Es importante evitar en la medida de lo posible estas situaciones de forma prolongada, especialmente en el caso de personas mayores. Otro grupo susceptible de sufrir lipotimias son los bebés y los niños en general, por lo que en la época infantil conviene vigilar a los niños en lugares con muchas aglomeraciones y procurando que estén bien hidratados.

Primeros síntomas o signos antes y durante el síncope vasovagal?

Síntomas previos

Se producen especialmente en pacientes que no tienen problemas de salud, cardiovasculares ni otro tipo de enfermedades. Más de 2/3 de los casos se refieren a esta enfermedad, la cual se puede presentar de forma recurrente o aislada. Los pródromos o primeros síntomas vasovagales que ocurren antes del desmayo se pueden enumerar a continuación:

  • Mareos
  • Debilidad generalizada
  • Palpitaciones
  • Hiperventilación
  • Sensación de oídos tapados y pérdida de la audición
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de calor corporal
  • Pérdida parcial o total de la visión
  • Convulsiones no epilépticas

Síntomas durante el evento

Ahora bien, no siempre se producen los pródromos antes de un desmayo súbito, a pesar darse con mayor frecuencia en personas de la tercera edad. Durante el síndrome sincopal pueden también enumerarse varios de estos síntomas:

  • Palidez
  • Sudoración excesiva
  • Baja temperatura de la piel
  • Desorientación
  • Dilatación de las pupilas

¿Cómo puedo ayudar a prevenir un desmayo por síncope vasovagal?

Los primeros aspectos como medida de prevención comienzan por identificar las situaciones o reacciones que pueden desencadenar esta enfermedad, y los primeros síntomas o pródromos que surgen, porque es la mejor forma de poder contrarrestar sus efectos adoptando una posición física de decúbito o acostada.

Otro de los métodos para disminuir los riesgos de esta situación, es beber abundante agua durante el día y evitar agregar sal a las comidas porque favorece el incremento de la presión arterial. Por otro lado, el regaliz es una hierba medicinal efectiva para prevenir la lipotimia al tener un efecto corticoide, la cual estimula la retención de sodio y agua en el organismo, pero es importante evitar su uso en mujeres embarazadas. Otras hierbas de origen natural que también ayudan a estimular el sistema nervioso son el romero y el jengibre, añadiendo miel. Se puede hacer una infusión para estimular la circulación sanguínea y puede consumirse diariamente.

Por último, otra de las técnicas es hacer ejercicio regular aeróbico de intensidad moderada,  esto puede ayudarnos a fortalecer nuestro sistema nervioso ante estímulos externos que pudiesen propiciar la aparición de una lipotimia.

¿Cómo es el diagnóstico del síncope vasovagal o lipotimia?

Todavía no se ha descubierto un remedio realmente efectivo contra esta afección, siendo el tratamiento más común la aplicación de medidas físicas y el evitar las situaciones que lo provoquen. Las pruebas más comunes para diagnosticar esta afección, deben de realizarse por personal especializado en cardiología. Podemos enumerar las siguientes:

  • Ecocardiograma
  • Monitor Holter
  • La prueba del Tilt Test o mesa inclinada
  • Electrocardiograma

¿Cuál es el tratamiento en caso de presenciar una lipotimia?

En primer lugar se debe comprobar que se trata efectivamente de un desmayo, pero la persona sigue respirando. Algunos pasos a seguir son:

  • Llevar a la víctima a un lugar con buena ventilación y sin demasiado calor. Si hace frío, procurar abrigarla un poco. Con una manta térmica será suficiente.
  • Puedes aflojarle la ropa para ayudar en su respiración.
  • Si está parcialmente consciente, pedirle que tosa. Esta técnica ayuda a estimular el flujo sanguíneo en el cerebro. Es importante no administrarle líquido ni alimentos, porque podría atragantarse repentinamente. Una vez que se ha recuperado completamente podremos aconsejarle ingerir un alimento suave.
  • Si está inconsciente, poner a la víctima de lado para prevenir una ahogo provocado por el vómito.
  • Si no es posible acostar a la persona afectada, es importante situar la cabeza inclinada hacia las rodillas, ésta es una de las formas más efectivas de que la sangre llegue al cerebro.
  • Es importante estar en ambientes donde no hay mucha gente alrededor y no esté demasiado agobiante, ya que esto podría provocar malestar en la persona al despertar. Lo importante es asegurar un espacio suficiente para que el personal médico pueda intervenir, comprobar el estado general y trasladarlo a un hospital o centro de salud. Quizás sea necesario administrarle medicamentos o pastillas.
  • Si después de producirse un episodio de este tipo se siguen presentando mareos continuos será necesario consultar con un especialista para llevar a cabo las pruebas pertinentes que lleguen hasta el origen de este problema. A veces los mareos pasan sin necesidad de existir un problema de salud importante, otras veces en cambio, pueden enmascarar algún tipo de enfermedad necesaria de diagnosticar.

Síncope vasovagal o lipotimia: Causas, síntomas y tratamiento



Las lipotimias pueden ser frecuentes durante el embarazo debido a que los cambios hormonales provocan una disminución de la presión arterial que hace que el corazón bombee con más intensidad. Por regla general esta situación suele normalizarse a partir del cuarto mes de embarazo sin mayores consecuencias para la salud.

Sabías qué...

El término lipotimia tiene una etimología de origen griego formada por: λείπω “dejar” y θυμός “sentido”.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (321 votos, promedio: 3,94 de 5)
Cargando…