¿Qué hormonas producen la hipófisis?

¿Qué hormonas produce la hipófisis?

La hipófisis (glándula maestra) es por definición una de las más importantes glándulas endocrinas y cerebrales de secreción interna que se sitúa en la parte central del cráneo en el sistema endocrino, unida al hipotálamo a través del tallo hipofisario. La base del cerebro es el lugar en el que se encuentra la hipófisis, es conocido también como “silla turca” que a su vez se localiza en el hueso esfenoides y se sujeta gracias a la membrana pituitaria.

Es de tamaño pequeño (5 mm de diámetro) pero en ella se originan las secreciones hormonales que tienen influencia en diversas partes y funciones de nuestro cuerpo, como la función sexual, siendo la glándula más importante del sistema endocrino. Una vez liberadas, viajan por la sangre y tienen por tarea de dirigir las funciones corporales principales, como el crecimiento o la reproducción. La hipófisis es importante puesto que es uno de los puntos donde se produce la regulación más importante de cada hormona.

Partes de la hipófisis

La hipófisis consta de 3 partes:

  • La adenohipófisis o lóbulo anterior
  • La hipófisis medial o lóbulo medio
  • La neurohipófisis o lóbulo posterior

En la hipófisis son segregadas otras hormonas de gran importancia para la salud del ser humano ya que un mal funcionamiento puede provocar alteraciones y problemas en el sistema endocrino así como disfunciones hormonales.

En AutoSaludables te mostramos cuáles son los tipos de hormonas hipofisiarias que segrega la glándula pituitaria así como sus características.

¿Qué hormonas produce la hipófisis?

Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

La TSH, también llamada de tirotropina, es otra hormona del sistema endocrino que estimula la hormona de la glándula tiroides, llamada tiroxina, en una intensidad que varía según las instrucciones que reciba de la hormona liberadora de tirotripina, o tiroliberina, (TRH) de parte de la hipófosis. La tirotropina trabaja sobre la glándula tiroides para que pueda crear hormonas tiroideas que regulan el metabolismo.

Cuando una persona se realiza un test del sistema endocrino para medir la función de la glándula tiroides, unas de las cosas que el médico ve es el nivel de tirotripina (TSH). La aparición de hipotiroidismo, una de las patologías causadas por un déficit de tirotropina.

Prolactina

Prolactina

La prolactina es otra hormona producida por la hipófisis en el sistema endocrino, que sirve para estimular el desarrollo de la glándula mamaria y cumplir con producción de leche materna. Durante el embarazo su secreción aumenta, y la lactancia también estimula su aparición. Además se regula por el hipotálamo, una región del cerebro, cuya función en las mujeres, en otras palabras, es permitir la lactancia luego del parto.

Po otro lado, la prolactina incide en el curso normal de la menstruación por lo que un exceso de prolactina puede inducir a provocar importantes consecuencias para la salud, como alteraciones y desórdenes menstruales.

Hormona del crecimiento (GH)

Hormona del crecimiento (GH)

Esta hormona, conocida como somatotropina o somatotropa (sth) , fomenta el crecimiento corporal (huesos y tejidos) pero también participa en el proceso de metabolismo de la glucosa. Su exceso da lugar a la aparición de una enfermedad llamada gigantismo o acromelagia. Es una de las hormonas más importantes del sistema endocrino y una de las que se liberan con mayor intensidad especialmente durante el sueño, en el caso de los niños principalmente.

La hormona del crecimiento es una de las conocidas como hormona adenohipofisaria que se produce en el transcurso de toda la vida de la persona, y además regula el metabolismo corporal. Cuando existe un déficit o desorden de esta hormona se puede producir un retraso en la altura, además de provocar problemas para la salud de tipo neurológico. Es por tanto necesario recurrir a un tratamiento de inyección de hormona sintética durante varios años. Tambien se puede recurrir a su estimulación a través del ejercicio o de un sueño profundo con el fin de solucionar su déficit y activar su producción para fomentar la buena salud.

¿Qué es la acromegalia?

La acromegalia es una enfermedad rara causada por una secreción descontrolada de la hormona de crecimiento (GH) por parte de la hipófisis. Dado que no es una afección muy común, y que los cambios físicos no se presentan de la noche a la mañana, pueden pasar hasta años antes que se detecte.

Algunos síntomas comunes de la presencia de acromegalia son:

  • Crecimiento más allá de lo normal de los pies y de las manos
  • Piel de textura grasa y con mayor engrosamiento
  • Sudoración excesiva
  • Ronquidos intensos
  • Alteraciones en la visión
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Ciclo menstrual desordenado en mujeres
  • Disfunción eréctil en los hombres
  • Aumento del tamaño del corazón, bazo o riñones, entre otros
  • Aumento del tamaño del tórax

Hormona foliculoestimulante (FSH)

Hormona foliculoestimulante (FSH)

Esta es una de las dos gonadotrofinas que secreta la hipófisis y su función es estimular los testículos para la producción de espermatozoides, así como estimular los ovarios para la liberación de los óvulos en el proceso de la ovulación. Si en la mujer su acción es inhibida, no habrá ovulación.

Por otro lado esta hormona se segrega en grandes cantidad en el período de la menopausia, dado que en esta época ya no hay ovulación y es necesario compensar los niveles de FSH para preservar la buena salud del aparato reproductor.

Hormona luteinizante (LH)

Hormona luteinizante (LH)

Conocida también con el nombre de hormona luteoestimulante, es una de las hormonas gonadotropinas o gonadotrofinas , relacionadas con una importante función: la de estimular los testículos y ovarios para que puedan producir sus respectivas hormonas. Por un lado, la hormona masculina, testosterona, en el hombre, y por otro la hormona femenina, estrógenos, en la mujer. Cuando estas hormonas se ven alteradas pueden producirse importantes cambios en la salud, como alteraciones del estado de ánimo, aparición de quistes ováricos en la mujer, así como desequilibrios menstruales.

La gonadotropina coriónica por su parte, es una hormona que solo se segrega durante el embarazo y cuyos valores nos permiten conocer la edad gestacional de una mujer. Es elevada en las primeras doce semanas y va disminuyendo en el resto del embarazo.

Hormona melanocitoestimulante (MSH)

Hormona melanocitoestimulante (MSH)

Otra de las hormonas secretadas por la hipófisis es la hormona melanocitoestimulante, una de las menos conocidas, pero cuya función resulta de gran importancia ya que es la encargada de estimular la acción de los melanocitos, las células de la piel que fabrican la melanina, la cual es un pigmento que nos da protección ante los rayos solares.

Los niveles de esta hormona curiosamente también aumentan durante el embarazo, de ahí que muchas mujeres experimenten la aparición de manchas en la piel que desaparecerán tras el parto, cuando los niveles de MSH desciendan.

Hormona antidiurética (ADH)

Hormona antidiurética (ADH)

Esta hormona es llamada así porque estimula el riñón para que absorba agua y disminuya la cantidad de orina, si bien también controla los impulsos del cerebro asociados a la sensación de sed. La hormona antidiurética trabaja en conjunto con la aldosterona para retener el agua que falta o bien para deshacerse del agua que sobra en el organismo.

Esta hormona está regulada por la información que llega de parte de los osmorreceptores(sensores de la presión osmótica) y los barorreceptores (sensores de la presión arterial), y su ausencia produce una enfermedad llamada diabetes insípida, la cual produce orina de forma excesiva. En algunos casos, esto puede redundar en una eliminación de varios litros de agua diarios, lo que conlleva la deshidratación.

Oxitocina

Oxitocina

La oxitocina estimula la contracción del útero en el momento del parto e induce la contracción de los conductos de las glándulas mamarias para que puedan vaciar su leche. Esta última acción es estimulada por el contacto de los latidos del lactante con el pezón de la madre, en una sincronización perfecta.

Algunos trastornos que inhiben la secreción de oxitocina, y por ende, dificultan la lactancia son: el estrés, la angustia y la fatiga.

¿Qué es un tumor de hipófisis?

Los tumores de hipófisis (también llamados de adenomas hipofisarios) normalmente son no cancerosos (benignos) por lo que no debes alarmarte si te han detectado uno. Tienen la característica de crecer lentamente y normalmente no se extienden como un tumor maligno en otra zona del cuerpo.

Estos tumores que aparecen en la glándula hipofisaria pueden comprimir el tejido hipofisario, lo cual a su vez puede causar desórdenes hormonales, sin incluir el hecho de que algunos tumores pueden producir hormonas, lo que complica la situación aún más. Hay que recordar que la solución última para muchos de los casos de tumores de hipófisis no es la cirugía.

Tratamiento del tumor de hipófisis

Una vez que el diagnóstico del tumor de hipófisis se ha realizado, existen varios tipos de tratamientos para remover este adenoma hipofisario, en base a la información existente hoy:

Tratamiento farmacológico

Se divide en 2 grupos:

  • Reemplazo hormonal
  • Tratamiento dirigido a un tipo de adenoma hipofisario

Cirugía endoscópica

En este tratamiento no se producen cicatrices ya que el endoscopio se introduce por la nariz y luego por el seno esfenoidal, logrando al final llegar a la “silla turca”, donde se encuentra el tumor mismo para su resección. Hay que saber que estos tumores son blandos por lo que son fácilmente resecables, quedando luego del procedimiento una cavidad que muestra la glándula hipófisis normal.

Cirugía por Craneotomía minimamente invasiva

Esta técnica se considera cuando la cirugía endoscópica no ha podido realizarse, a causa de su gran tamaño o extensión lateral. Siendo así, este procedimiento consiste en realizar una craneotomía, la cual consiste en perforar mínimamente el cráneo, lo que le da el nombre a la técnica. El especialista luego podrá resecar el tumor ayudado por un microscopio quirúrgico.

Radioterapia

El tratamiento de la radioterapia se usa cuando los anteriores no han surtido efecto o por alguna razón no pueden ser efectuados, siendo solo aprobada cuando ambos médicos, tanto el endocrinólogo como el cirujano, están de acuerdo en que las ventajas son mayores a los riesgos.

Al igual que en el caso de los tumores cancerígenos en general, la radioterapia aquí consistirá en aplicar radiaciones al paciente directamente en la zona del tumor con el fin de mueran sus células y dejen de dividirse. No hay que olvidar que el efecto de la radiación sobre el tumor puede ser lento, y en algunos casos su remisión completa puede tardar un par de años.



La hipófisis también es susceptible de sufrir una serie de enfermedades que pueden afectar al volumen de hormonas normales que la glándula debe de segregar. Esta condición recibe el nombre de hipopituitarismo. Otro de los problemas que se pueden presentar es la presencia de un tumor hipofisario (tumor pituitario) o adenoma (macroadenoma o microadenoma) hipofisiario que pueden producir diversos síntomas como por ejemplo deficiencias hormonales.

Las causas de aparición de muchos de estos tumores hipofisarios o adenomas pituitarios pueden deberse, la mayoría de las veces, a cuestiones hereditarias y pueden producir síntomas como problemas de olfato, alteración de la visión entre otros. La operación de cirugía para la extirpación suele realizarse a través de la nariz cuando se trata de un tumor o quiste maligno que provoca un cáncer. En otras ocasiones este tipo de tumores son de tipo benigno, y al no causar síntomas es posible incluso que nunca lleguen a diagnosticarse.

Otra de las enfermedades que pueden aparecer es conocida como hipofisitis, que ocurre cuando la hipófisis aparece inflamada. Esta inflamación no suele ser frecuente que puede provocar cefalea o alteraciones visuales.

Sabías qué...

El término hipófisis viene del griego y se descompone en hipo (debajo) y fisis (crecer).

¿Te ha sido de utilidad?
350 votos, promedio: 4,06 de 5350 votos, promedio: 4,06 de 5350 votos, promedio: 4,06 de 5350 votos, promedio: 4,06 de 5350 votos, promedio: 4,06 de 5 (350 votos, promedio: 4,06 de 5, valorado)
Cargando…