Causas de la Fosfatasa Alcalina Baja

La fosfatasa alcalina baja es una condición que se da cuando esta enzima, que se encuentra en el organismo, especialmente en el hígado, los huesos y las vías biliares, se encuentra en niveles por debajo de lo normal. Su función es la de eliminar los cuerpos fosfatos de algunas moléculas, calcificar los huesos y sintetizar las proteínas. Se considera la existencia de hipofosfatasemía, o fosfatasa alcalina baja, cuando los valores en un análisis de sangre son iguales o inferiores a 30 UI/L, pero ¿qué causas originan estos valores?.

1

Enfermedad celíaca

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca o celiaquía, es un trastorno de origen autoinmune y genético que provoca intolerancia al gluten. La persona que la padece debe de seguir una dieta especial evitando todo tipo de alimentos que puedan contener gluten para evitar síntomas como: hinchazón intestinal. dolor estomacal…

La fosfatasa alcalina baja guarda relación con la celiaquía, siendo una de las causas que puede provocar el descenso en los valores de esta enzima.

2

Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Otra de las causas de tener la fosfatasa alcalina baja es tener hipotiroidismo. Esto ocurre cuando la glándula tiroides no es capaz de producir suficientes hormona tiroideas, de modo que el organismo sufre una ralentización y provoca una serie de molestias en la persona que lo padece, con mayor incidencia en mujeres.

Así, algunos de los síntomas del hipotiroidismo pueden ser el aumento de peso, la sensación de apatía, cara hinchada, estreñimiento, mayor sensibilidad al frío, cansancio y somnolencia entre otros.

3

Niveles bajos de zinc y magnesio

Niveles bajos de zinc y magnesio

Un nivel bajo en zinc y magnesio es un importante condicionante de los niveles inferiores de fosfatasa alcalina baja. Ambos minerales cumplen con importantes funciones en el organismo, y su carencia puede conllevar algunos problemas en la salud de la persona que lo padece.

Por un lado, el magnesio es uno de los más importantes aportes que nuestro cuerpo necesita. Además de ayudar a regular la presión sanguínea, se encarga de fortalecer los huesos y dientes mejorando la absorción de calcio entre otras funciones.

El zinc, por su parte, se encarga de la formación de hormonas esenciales para el crecimiento, a la vez que fortalece el sistema inmunológico.

Mejorar estos niveles de zinc y magnesio a través de una correcta alimentación o de la ingesta de suplementos, puede ayudar a equilibrar los niveles de fosfatasa alcalina. Puedes detectar un nivel bajo con ayuda de análisis de sangre.

 

4

Malnutrición

Malnutrición

Un nutrición escasa e inadecuada conlleva una carencia importante de nutrientes que son necesarios y fundamentales para el buen funcionamiento del organismo.

La malnutrición es por tanto, una de las causas que provoca los bajos niveles en los valores de fosfatasa alcalina. Una cuestión que puede solucionarse siguiendo una dieta equilibrada con abundante ingesta de frutas, verduras, carne, hidratos de carbono, que mantengan un correcto aporte de nutrientes.

Para mejorar los niveles de fosfatasa alcalina a intervalos normales, y evitar esta deficiencia de nutrientes, es importante que la alimentación sea variada y saludable.

5

Niveles bajos de vitamina B6, vitamina C y ácido fólico

Niveles bajos de vitamina B6, vitamina C y ácido fólico

Un nivel bajo en vitamina B6, vitamina C y ácido fólico es otra de las causas de la fosfatasa alcalina baja. La función de estas vitaminas es una de las partes más importantes para el buen funcionamiento de los órganos del cuerpo humano y mantenerlas en niveles normales es fundamental para un buen estado de salud.

  • La vitamina B6 es imprescindible para la formación de glóbulos rojos, además participa en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono y refuerza el sistema inmunológico.
  • La vitamina C participa de la formación de colágeno, es una excelente antioxidante y además es muy necesaria en la hipofreparación de tejido del cuerpo humano.
  • El ácido fólico, por su parte ayuda a controlar la hipertensión, reduce los trastornos asociados a la menopausia y previene algunos tipos de cáncer como el cáncer de cuello uterino, cáncer de mama o cáncer de colon.
6

Hipofosfatasia

Hipofosfatasia

La hipofosfatasia es una enfermedad de tipo genético-metabólico que afecta a los huesos. A pesar de que no es una enfermedad común, de hecho existen muy pocos casos diagnosticados en el mundo, puede llegar a ser muy grave.

Uno de los síntomas relacionados con la hipofosfatasia son los niveles por debajo de lo normal de fosfatasa alcalina, y esto conlleva una mineralización anormal tanto en los huesos como en los dientes. Los pacientes que sufren esta enfermedad puede tener importantes deformidades óseas además de una estatura más baja de lo normal.

7

Hepatopatías

Hepatopatías

Las enfermedades hepáticas o hepatopatías, son aquellos trastornos relacionados con el hígado que provocan que este órgano no responda correctamente a su función habitual. Este tipo de trastornos pueden causar un nivel bajo de la enzima fosfatasa alcalina.

Algunas de las enfermedades más comunes del hígado puede sufrir son:

  • Cirrosis
  • Hepatitis
  • Cáncer hepático
  • Enfermedad de Wilson
  • Síndrome de Reye
  • Colangitis esclerosante
8

Anemia

Anemia

Cualquier tipo de anemia puede ser una de las causas que provoque valores bajos en la fosfatasa alcalina. Sin embargo se ha podido comprobar que esto ocurre especialmente en aquellos pacientes que sufren de anemia aplásica.

La anemia aplásica es aquella por la cual el organismo, no es capaz de formar células sanguíneas nuevas, lo cual genera trastornos como debilidad e incluso hemorragias.

Si bien no se conoce la causa exacta, lo cierto es que aquellas personas con este tipo de anemia, presentan en su mayoría niveles inferiores de fosfatasa alcalina.

9

Leucemia mieloide crónica

Leucemia mieloide crónica

La leucemia, y en concreto la leucemia mielógena crónica es una de las enfermedades graves que pueden conllevar un nivel bajo en los valores de fosfatasa alcalina, además de un crecimiento descontrolado en los niveles de leucocitos y un agrandamiento del bazo.

Esta enfermedad se presenta con mayor incidencia en las personas de edad adulta en su etapa madura y su aparición conlleva otros síntomas como fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, cansancio o dolor en la parte izquierda, bajo las costillas.



Las causas de un nivel de fosfatasa alcalina baja pueden ser muy variadas, y no siempre tienen que estar relacionados con una enfermedad grave. Sin embargo siempre conviene realizarse análisis de sangre de forma periódica para detectar este y otro tipo de niveles en el organismo.

Sabías qué...

En el hígado, la fosfatasa alcalina se encuentra en los bordes de las células que se unen para formar los conductos biliares.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…