Saltar al contenido

Dormir

Dormir es uno de los actos más importantes que se realizan al cabo del día. Es uno de los procesos imprescindibles para mantener un buen estado de salud, descansar el cuerpo y la  mente, y sobretodo es una necesidad fisiológicamente necesaria para garantizar el equilibrio de los biorritmos (conjunto de procesos bioquímicos y fisiológicos necesarios para el buen funcionamiento del organismo).

Domir bien es importante porque nuestro cuerpo necesita entrar en un estado de reposo en el que desconecte de todo proceso consciente, de modo que el sistema nervioso pueda “cargarse de energía” para afrontar otro período de intensa actividad, que ocurre al despertar.

A nivel físico

  • En lo que se refiere a beneficios físicos, dormir de forma adecuada procura que el cuerpo descanse lo suficiente como para afrontar un nuevo día cargado de actividades.
  • En el caso de los niños dormir bien es algo fundamental, ya que es durante el sueño cuando se pone en funcionamiento la hormona del crecimiento
  • Los deportistas verán como mejora su resistencia aérobica por lo que resulta fundamental especialmente los días previos a una competición
  • Dormir adecuadamente tiene excelentes beneficios a nivel estético ya que la piel descansa y al despertarnos ofrece un aspecto renovado y fresco
  • El sistema inmunológico se fortalece cuando dormimos más de siete horas al día, pues es durante el sueño cuando las defensas se regeneran

A nivel psicológico

  • Los niños pueden ver afectado su estado emocional e incluso su conducta cuando no duermen de forma adecuada. De hecho, muchos estudios han determinado que los niños que no duermen las horas necesarias pueden llegar a ser impulsivos e hiperactivos
  • Dormir las horas necesarias mejora la creatividad, así como la imaginación y la memoria. En el caso de los estudiantes, dormir las horas adecuadas mejora el aprendizaje y reduce los problemas de déficit de atención
  • Descansar de forma adecuada por la noche es un excelente remedio contra la depresión ya que mientras dormimos, el cuerpo produce mayores niveles de serotonina y melatonina, hormonas que actúan, entre otras cosas, reduciendo el estrés

Cuántas horas necesita dormir cada persona en función de su edad

Dormir es muy importante en cualquier etapa de la vida, sin embargo los requerimientos en lo que a horas de sueño se refiere, pueden variar en función de la edad. A continuación vamos a comprobar las horas mínimas necesarias según el grupo de edad.

  • Recién nacidos (0 a 3 meses): 14-17 horas. Nunca menos de 11 horas ni más de 18 horas
  • Bebés (4 a 11 meses): 12-15 horas. Nunca menos de 11 ni más de 18 horas
  • Niños pequeños (1 a 2 años): 11-14 horas. Nunca menos de 9 ni más de 16 horas
  • Niños en edad preescolar (3 a 5 años): 10-13 horas. No menos de 7 ni más de 12 horas
  • Niños en edad escolar (6 a 13 años): 9-11 horas
  • Adolescentes (14 a 17 años): 10 horas
  • Jóvenes (18 a 25 años): 7-9 horas
  • Adultos (26 a 64 años): 7-8 horas
  • Personas mayores (a partir de 65 años): 7-8 horas

Tips para que descansar cada noche se convierta en algo fácil y placentero

Dormir, a pesar de ser tan importante, no siempre resulta fácil para algunas personas. Diversos factores como problemas de salud, preocupaciones o estrés pueden ocasionar lo que se denomina como insomnio y que provoca que el tiempo dedicado a dormir, permanezcan despiertas. Esto ocasiona que el cuerpo y la mente no descansen de forma adecuada lo que a la larga puede provocar importantes problemas de salud. Por esta razón es importante recurrir a ciertos hábitos que pueden ser de gran utilidad a la hora de ayudar a conciliar el sueño:

Seguir una alimentación adecuada

Curiosamente es posible alimentarse para dormir mejor, y es que existen ciertos alimentos que se ocupan de estimular la producción de melatonina y serotonina, ambas sustancias químicas encargadas de mejorar la calidad del sueño e inducir a un estado de relajación. No pierdas de vista alimentos como: almendras, plátano, miel, avena o cerezas.

Además, puedes complementar la alimentación con algunas infusiones para dormir bien, pues muchas de ellas cuentan con propiedades muy recomendables para mejorar la calidad del sueño.

Practicar yoga

El yoga es uno de los métodos más efectivos para conseguir dormir fácilmente dado que su práctica induce a un estado de relajación previo al sueño, muy placentero. No dudes en poner en práctica ejercicios de yoga para dormir profundamente y despertar con la mente y el cuerpo cargados de energía.

Meditar antes de dormir, o previamente a realizar yoga, puede ser de gran ayuda para despejar la mente y mejorar la concentración.

Escuchar música relajante

Escuchar música para dormir es una técnica muy fácil de realizar a la vez que relajante, ya que además de disfrutar del placer de escuchar canciones que inducen a la tranquilidad, la música es una excelente terapia para desconectar de los problemas diarios y trasladarse a otro mundo de sensaciones.

Además, la música para dormir bebés, es también una excelente técnica para que los más pequeños disfruten de un momento de relajación y hacer que logren dormirse más temprano.


Dormir es placentero y necesario para el ser humano, de la misma forma que lo es comer o hidratarse cada día. Debes de cuidar este aspecto y dedicar un tiempo a la relajación y el bienestar previos, con el fin de asegurarte un descanso y un sueño de calidad. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…