Saltar al contenido

Qué es y para qué sirve la diacereína

La diacereína (también llamada de diacetilreína) es un medicamento de tipo antiinflamatorio para el tratamiento de la artrosis (osteoartritis), una condición que conlleva el desgaste de los cartílagos que protegen el extremo de los huesos. También se receta para el tratamiento de casos de artritis inflamatoria crónica.

¿Qué es la diacereína?

Es un analgésico de acción lenta de tipo antiinflamatorio no esteroideo que también es antipirético y antirreumático, de forma de aliviar el dolor causado por enfermedades que atacan las articulaciones, y lo logra inhibiendo la producción de interleuquina 1 (IL – 1) y del óxido nítrico, los cuales promueven la degradación del cartílago en las articulaciones.

Cómo tomar diacereína y dosis

La diacereína se administra vía oral, viniendo en forma de pastillas. El tratamiento lo deberá definir el especialista, pero normalmente se toma una cápsula con agua (sin abrirla) 2 veces al día (una por la mañana y una por la noche) por un período de entre 2 y 4 semanas. Se recomienda ingerir la diacereína junto con las comidas.

Indicaciones

La diacereína, por ser un fármaco de acción lenta, tardará de entre 30 y 45 días en surtir efecto, razón por la cual el médico podría prescribir conjuntamente algún antiinflamatorio o analgésico de acción rápida durante las primeras semanas de tratamiento de manera de tener un alivio más inmediato.

Contraindicaciones

No se debe ingerir si el paciente tiene hipersensibilidad a la diacereína o a algún otro ingrediente activo de este fármaco. Además, el doctor debe prestar atención en recetar diacereína en casos de:

  • Mujeres con embarazo o en período de lactancia
  • Niños menores a 15 años
  • Pacientes con problemas hepáticos
  • Pacientes con deficiencias en los riñones
  • PAcientes con obstrucción o seudoobstrucción intestinal
  • Pacientes con alguna enfermedad inflamatoria intestinal

Efectos secundarios

Algunos efectos observados, sobre todo al principio del tratamiento, son el aceleramiento intestinal (la más frecuente), la diarrea (el segundo más frecuente), el dolor abdominal, náuseas, vómitos, ictericia y, en algunos casos, orina excesivamente amarilla y eczema.

Sobredosis

En caso de sobredosis se debe contactar inmediatamente al doctor, y los síntomas más frecuentes son la diarrea y el dolor estomacal.

Interacciones con otros medicamentos

  • No debe ser ingerida junto a fármacos que modifican el tránsito intestinal como las fibras o fibratos.
  • No debe ingerirse junto a productos que contengan hidróxido de magnesio y/o hidróxido de aluminio.
  • En pacientes que están en tratamiento con quimioterapia, podría verse afectada la flora intestinal.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…