Cómo cuidar los primeros dientes de mi bebé

Cómo cuidar los primeros dientes de mi bebé

El desarrollo de un bebé viene acompañado de numerosos cambios que van a ayudar a que se adapte de una mejor manera al mundo externo, sin embargo, estos cambios generalmente vienen acompañados de molestas sensaciones las cuales alteran la tranquilidad de nuestros bebés. Actualmente continúan existiendo numerosos mitos que aparentemente “ayudan” a que nuestros bebés pasen mejor esa etapa, sin embargo, aquí te daremos recomendaciones que son avaladas por expertos para que tengas más información y tengas un bebé más feliz y con una sonrisa sin dolor.

Desarrollo de los dientes

Cuando el bebé nace, los primeros dientes están ya casi totalmente formados en las mandíbulas, bajo las encías, en general, la dentición empieza entre los 5-9 meses de edad y la mayoría de los niños tienen todos los dientes de leche para cuando celebren su tercer cumpleaños. Normalmente, los dos dientes frontales inferiores aparecen primero, seguidos entre 4-8 semanas más tarde por los cuatro dientes superiores frontales.

A menudo las encías alrededor de los dientes que acaban de salir se inflaman y están un poco sensibles. Cuando esto sucede, generalmente el bebé está intranquilo, irritado, que llore, que tenga una fiebre ligera, que babee excesivamente, que sus costumbres alimenticias y de sueño cambien y que tenga la necesidad de morder con fuerza o de frotarse las encías.

Este babeo que ocurre con la dentición, puede producir un salpullido en la cara, cuello o el pecho del bebé. Es importante entender y saber, que en general, la dentición no causa problemas graves, por lo que si nuestro bebé presenta fiebre alta, diarrea o vómitos, estos muy probablemente no estén relacionados con la dentición y debemos buscar atención médica especializada.

Cómo cuidar los primeros dientes de mi bebé

Consejos para aliviar los síntomas de la dentición

Una vez que conocemos un poco más acerca del proceso de dentición, vamos a dejarles algunos consejos para que puedan aliviar los síntomas del bebé:

  1. Masajear las encías del bebé con uno de nuestros dedos de forma sutil, para dar alivio al bebe.
  2. Aplicar frío, mediante un trapo con hielo o alimentos fríos para ayudar a desinflamar.
  3. Utilizar aros para dentición, evitando los que contienen líquido, pues pueden ser tóxicos o endurecerse demasiado, ocasionando mayor daño que alivio. Nunca atar los aros para dentición en el cuello, podríamos estrangularlos.
  4. Utilizar medicamentos solamente bajo prescripción médica, pues los que contienen benzocaína pueden suprimir el reflejo de mordaza y hacer que el bebé pueda ahogarse.
  5. No utilizar medicamentos que contienen alcohol, pues puede ser tóxico.
  6. Si los síntomas continúan empeorando y el bebé ha dejado de dormir o comer, debemos de acudir con nuestro pedíatra y él nos recomendará algún medicamento que ayude a disminuir la sintomatología.
  7. No es recomendable darle a nuestro bebe aspirina ni poner algunas tableta en las encías, pues puede propiciar sangrados.

Y cuando debemos de acudir en busca de ayuda médica

Muchos de los consejos que pusimos en este artículo, nos ayudaran a que nuestro bebé tenga muchas menos molestias durante esta transición, y aunque es un proceso normal y natural, existen ciertas manifestaciones que nos van a indicar que algo no está bien. Es por ello que te dejamos una lista de situaciones en las cuales debemos de acudir con nuestro médico pues puede tratarse de alguna complicación. Estas situaciones son:

  1. Si los síntomas continúan empeorando
  2. Las encías presentan señales de infección (pus, dolor e inflamación ex cesiva)
  3. Si nuestro bebé presenta fiebre alta, diarrea o serios problemas para dormir.
  4. Se niega a mamar pecho o a comer
  5. A los dos años no le han salido los dientes

 



Como vemos, la dentición es un proceso normal de nuestros bebés y es un deber como padres ofrecerles unos cuidados para que sus dientes puedan salir sin que sufren ninguna molestia.

Esperamos que sean de ayuda y coméntenos que otros consejos podríamos darle a los demás papás.

Sabías qué...

Al igual que los bancos de sangre, existen bancos de dientes en Noruega, donde los niños pueden donar sus dientes de leche y ayudar a la ciencia, esto para saber cómo los contaminantes han afectado la salud del madre e hijos.

¿Te ha sido de utilidad?
326 votos, promedio: 3,98 de 5326 votos, promedio: 3,98 de 5326 votos, promedio: 3,98 de 5326 votos, promedio: 3,98 de 5326 votos, promedio: 3,98 de 5 (326 votos, promedio: 3,98 de 5, valorado)
Cargando…